fbpx
miércoles, octubre 5, 2022
No menu items!

Ni perro ni mascota: un perrhijo

Otras noticias

Imagen tomada de internet

Argos, de la Casa de Ulises

Me gusta ser como soy. Mi Amigo nunca me presenta como su mascota, siempre dice: ¡Él es Argos!, y yo muevo la cola de emoción.

Cada día los caninos somos parte de las familias multiespecie, hasta nos llaman “perrhijos”; según “Ladrinet”, esa palabra la inventaron en México porque los millenials prefieren compartir su vida con uno, o varios, de nosotros.

Pienso en eso cuando me muerdo la pata. Resulta que en este país somos 1,320,310 caninos -con dueño como dicen los sapiens- y apenas hay 965,214 niños menores de 12 años, según me contó Mi Amigo.

Debo aclarar que tengo una “mamaperruna”, se trata de una humana, porque a mi madre natural no la veo desde que tenía tres meses.

Ella tenía el pelo plateado, como yo, y recuerdo que me enseñó a sentarme y poner cara de obediente, para que me dieran una galleta de premio. Por dicha ahora me complacen en todo y no debo hacer esos shows.

Uno se da cuenta que es un “perrhijo” cuando llevan al día nuestro registro de vacunas; en lugar de ir al pediatra, saben las direcciones de los veterinarios más cercanos, por si acaso hay una emergencia.

Otros signos son tener un vestuario variado, dormir en la cama a pata suelta, salir cuatro veces diarias -con sol o lluvia-; escuchar música y recibir masajes en el lomo; disfrutar de comida especial y “golosear” debajo de la mesa.

Con solo escuchar un ladrido conocen el estado de ánimo, y la conexión es tan grande y fuerte, como imposible de explicar a quien piensa que los caninos somos animales peludos, con cuatro patas y cola.

Esa relación es la única capaz de explicar, porque Lady Gaga ofreció $500 mil de recompensa por el rescate de sus bulldogs franceses, e insistió en capturar a los delincuentes que secuestraron a sus dos perros, e hirieron al cuidador.

Una vez que la policía los detuvo, Gaga siguió adelante; llevó a juicio a los asaltantes. Hace poco condenaron a seis años de prisión al segundo de ellos.

A mi me parece maravilloso las parejas con niños y los veo felices en el parque, mientras correteo con unos de mis compinches: Ari y Oliver, dos Beagle ancianitos que a duras penas caminan; o Nala, una morenita rescatada de la calle.

Criar “perrhijos” es parte de un cambio social muy grande, relacionado -tal vez- con el mundo digital propio del siglo 21; a la frialdad de las tecnologías se opone el “calor” que transmitimos a los sapiens, al cariño y al respeto de su libertad.

En una de nuestras ladricharlas mañaneras Mi Amigo me contó de una película -El hombre bicentenario- en la cual un robot termina convirtiéndose en un ser humano.

Puede que algún día -por evolución o tecnología- podamos ser una especie híbrida, mitad caninos y mitad sapiens, y podamos comunicarnos aún más claro con los humanos, para demostrar todavía mejor nuestra especial inteligencia.

- Publicidad -spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img
Últimas Noticias

Judge rompe récord de jonrones en la Liga Americana con 62

El toletero Aaron Judge rompió el récord de jonrones en la Liga Americana este martes al conectar su número 62 en el partido que sus Yankees perdieron 3x2 ante los anfitriones Rangers de Texas, en un segundo juego de una doble cartelera.
- Publicidad -spot_img

Más noticias

- Publicidad -spot_img