fbpx
sábado, febrero 4, 2023
No menu items!

Mascotas: Viaje dentro de una almohada

Otras noticias

Imágenes tomadas de internet

Argos, de la Casa de Ulises

Estaba en un bosque de bambúes, y de pronto, un viejo con barba, vestido con una túnica roja y un saco amarillo a la espalda intentó agarrarme de una pata.

Salí corriendo; caí a la orilla de un río y vi -aunque ladren que exagero- a un conejo entre el agua, que se rascaba la barriga, y devoraba un enorme hueso blanco.

Cuando me di cuenta -entre un alboroto de tambores y gongs- estaba rodeado de una rata, un buey, un tigre, el conejo, un dragón alado, una serpiente, un caballo, una cabra, un mono, un gallo, un perro -para variar- y un cerdo.

Intenté escapar y caí rodando por una ladera; por dicha Mi Amigo me sacó debajo de la cama. Fue un sueño, como si hubiera viajado dentro de mi almohada.

Pregunté la fecha; por dicha era el año 2023, y no el 4721, según el calendario chino. Resulta que mi sueño fue porque justo hoy; esa ancestral cultura, celebra el Año Nuevo, dedicado al conejo de agua.

Vuelto a la realidad ladré a Mi Amigo al respecto; decidimos visitar algunos lugares donde celebraban esa tradición, también llamada Fiesta de la Primavera.


Para recibir las buenas vibras del Conejo, me vistieron con ropa azul y verde; los chinos piensan que este año será de armonía, paz y bienestar; y consideran a estas liebres “vigilantes, ingeniosas, de mente rápida y ágil”.

Además, los primeros 15 días de este nuevo ciclo -según la tradición china-, haré una limpieza a fondo, para eliminar la mala suerte y atraer la nueva; colocaré -durante una semana- dos monedas en una bolsa de color rojo, y tener dinero.

También, tendré un recipiente con agua fresca; eso me dará abundante suerte y mejorará la vida de mi familia humanocanina.

A mi mamaperruna le daré un sobre rojo, con billetes, para que inicie el año con la pata derecha; cuando tenga bastante ahorrado, le diré que vayamos a Pekín, a la mansión de perros de Zhou Tianxiao, para el 2031, que será el de nuestra raza.

Ese es un hotel vacacional para caninos; con sus paredes de colores, amplio jardín, habitaciones individuales -vigiladas con cámaras-, piscina, muchos juguetes y rica comida china… me relamo de solo pensar en eso.

Según me aulló -Hop Sing-, un shar pei con el que trabé amistad, el año pasado 100 millones de hogares en China contaban con un “animal” de compañía; y la cifra crece cada día.

Y los tratan muy bien. Hop asegura que gastan mucho dinero en el cuidado de sus mascotas; una noche en el hotel de Zhou cuesta como $147, un precio superior al promedio de una habitación para sapiens.

Antes de comer mi galleta de la suerte, les contaré que en el sueño jugué bola con Messi, ya no me parece raro, porque el astro futbolístico nació en el año del conejo.

Finalmente, aullo -por mis bigotes- que este Año Nuevo estaré concentrado; como decía Confucio: Quien persigue dos conejos, no atrapará ninguno.

Celebración del Año Nuevo Chino en la plaza mayor de Cartago




- Publicidad -spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img
Últimas Noticias

Página Negra: De costurero a íntimo de Dios y amigo de Cristo

Rico y famoso a punta de martillo, como Thor. En el camino conoció -tres veces- a Dios, trabó amistad con Jesucristo, partió el pan con el apóstol San Pablo, fue la putiamante de Luis XV, y tuvo tiempo de matar al faraón Tutankamon.
- Publicidad -spot_img

Más noticias

- Publicidad -spot_img