fbpx
martes, diciembre 6, 2022
No menu items!

La decisión de Hércules

Otras noticias

Cierto día salió a cumplir un encargo de su padrastro. Hércules era joven y de rostro delicado; a cada paso pensaba en quienes vivían en la molicie y el gozo; mientras él llevaba una vida de trabajo y dolor.

Llegó a una encrucijada. El camino de la derecha era tosco y quebrado; y llegaba a unas lejanas montañas azules. La ruta de la izquierda era ancha y lisa, rodeada de árboles, flores y aves; pero acababa en la niebla y la bruma.

El hijo de Zeus, y Alcmena, decidió sentarse en una piedra, aferrado a su maza. Por cada sendero venía hacia él una bella mujer. Primero llegó una, quien era como un amanecer en su propio día.

Le prometió llevarlo por sendas amenas, sin tormentas que le perturbaran, ni fastidiosos problemas; viviría cómodamente, rodeado de música y alegría, acostado en mullidos divanes, lujosas vestiduras y la vida sería un sueño.

Al rato llegó la otra mujer y le dijo: nada te prometo; caminarás por suelos disparejos, subirás colinas, bajaras a valles y marismas; será tuyo solo lo que ganes, con tu esfuerzo y sacrificio.

“Si deseas frutos y flores, debes plantarlos y cuidarlos; si deseas el amor de tu prójimo, debes amarlo y sufrir por él; si deseas gozar del favor del cielo, debes hacerte digno de él, si ansías la fama eterna, no debes desdeñar el camino duro.”

-¿Cómo te llamas?- preguntó el semidios-. “Me dicen Trabajo, Virtud, Deber.” Se volvió a la otra y consultó lo mismo. “Mi nombre es Placer, pero me gusta más Alegre y Dichosa.”

Pensó unos instantes y expresó: “Trabajo, te escojo como guía”;  “con el sacrificio y el esfuerzo, mi corazón ya no albergaría amargura o descontento.”

Esta escena mitológica la pintaron varios artistas, pero la más célebre es la de Annibale Carraci (1590-1609), “La encrucijada de Hércules”. En ella, Atenea señala el camino derecho del deber; Afrodita, marca el fácil del Placer.

Cualquier persona ha estado en la misma situación. Hércules escoge el trabajo, para llegar a la felicidad; pero esta no es una meta, si no el camino mismo, el cumplimiento del deber.

Otros optan por el placer, convencidos de que la felicidad es un estado en el cual “no faltará nada que alegre la vida”, y  todos los días serán de verano. Decidir por el trabajo significa que la satisfacción no vendrá del placer, si no del esfuerzo.

Hércules, que en griego significa “La gloria de Hera”, simboliza la dualidad humana, y es una persona como cualquiera de nosotros, lleno de luces y sombras.

Mientras realiza sus famosos “Doce trabajos” busca la virtud, con la fuerza del espíritu; pero es víctima de sus propias flaquezas, que lo llevan a la decadencia, el vicio y la negligencia.

Estas crisis desembocan en su redención individual, convirtiéndose al final de sus días en la imagen de la virtud, que unida al control de las pasiones, lleva al individuo a trascender sus defectos y -como Hércules- volverse una constelación.

- Publicidad -spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img
Últimas Noticias

Lluvia de meteoros iluminará el firmamento nacional entre la noche del 13 y 14 de diciembre

Los costarricenses se alistan para observar la lluvia de meteoros que bañará el cielo, entre la noche del 13 y el 14 de diciembre, anunció Alejandra León directora de la Fundación para el Centro Nacional de la Ciencia y la Tecnología (CIENTEC).
- Publicidad -spot_img

Más noticias

- Publicidad -spot_img