fbpx
sábado, enero 28, 2023
No menu items!

Mascotas: Entre amigos nos cuidamos la cola

Otras noticias

Argos, de la Casa de Ulises

Estaba en lo alto del parque y pensé en el buen trato que recibo. Mi manada humana me quiere, consiente y -para ser sincero- a veces abuso. Lo hago de buen instinto, los Schnauzer somos desconfiados; no cualquiera nos cae en gracia.

Ladro esto porque tenemos fama de gritar cuando algo nos inquieta, o percibimos un sentimiento negativo en alguien; y si no estoy de acuerdo con una orden, clavó mis patas en el piso y cuesta moverme.

Pelo los colmillos cada vez que veo a otros camaradas, sin importar la especie, que padecen los abusos de gente insensible, quienes los utilizan en espectáculos para diversión de los asistentes.

Tengo la dicha de haber nacido y ser criado en un hogar donde respetan mis derechos perrunos -y yo trato de cumplir con mis deberes caninos-; duermo en una cama limpia, como a mis horas, paseo, duermo a pata suelta y nadie me “groserea”.

Cada vez hay más humanos en ladrinet -y en la calle- quienes nos protegen; ya pasaron aquellos tiempos en que la noticia “no era que un perro mordiera a un hombre, si no que un hombre mordiera un perro”.

Por supuesto que morder un sapiens no es nada recomendable, pero menos al revés; y si alguien lo intenta, le caerá encima todo el peso de la ley contra el maltrato animal.

Hace mucho tiempo que dejamos de ser simples mascotas, y nos integramos de lleno a la familia humana; presumimos de ser la única especie doméstica que participa de todas las actividades hogareñas.

Pero todavía hay perros encadenados, encerrados en un área de pilas, utilizados como guardianes, mal alimentados, con frío y calor, o en trabajos peligrosos y descuidados.

Uno de los últimos reductos de esclavitud animal, y en particular de los perros, dejó de usarnos como atracción; me refiero a los circos.

Desde que el “Cirque du Soleil” renunció a emplear animales en sus rutinas, otros los imitaron; por eso moví mi cola de emoción cuando me enteré que un circo en Alemania utiliza hologramas nuestros.

Se trata del “Circus Roncalli”; las representaciones son muy realistas y conservan la magia del espectáculo; esto evita esos entrenamientos violentos, enjaular leones, tigres, simios, aves y otras especies exóticas.

Mi Amigo me contó que propusieron eliminar los juegos pirotécnicos, porque el ruido nos aturde y genera mucha ansiedad; el estallido de una bombeta, lo escuchamos cuatro veces más fuerte que un humano.

También los sapiens quienes padecen de autismo, discapacidades de diferentes tipos, personas mayores, crías humanas, reaccionan muy mal al estruendo y los estallidos luminosos, de los fuegos artificiales.

Así como nosotros pensamos en los otros miembros de la manada, los protegemos y -cuando salimos de paseo- los esperamos para ir todos juntos en el camino, el trato debería ser recíproco.

El bienestar que pedimos incluye el aspecto emocional; somos sensibles a las caricias, necesitamos caminar, distraernos, desarrollar nuestras destrezas y recibir cuidados físicos, porque somos un miembro de la manada familiar.



- Publicidad -spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img
Últimas Noticias

¿Mañana va para Picnic? Conozca los detalles de la agenda

Este sábado 28 de enero será la primera fecha de Picnic Festival 2023, el cual se llevará a cabo en Centro de Eventos Pedregal. 
- Publicidad -spot_img

Más noticias

- Publicidad -spot_img