fbpx
lunes, septiembre 26, 2022
No menu items!

La pobreza en el sur de Italia incide en las elecciones del domingo

Otras noticias

Salerno, Italia | AFP   El comedor para pobres de Salerno, en el sur de Italia, sirve 140 comidas calientes todos los días, y con los precios altos y la pobreza que se apoderan del sur de Italia, casi no alcanza para todos.

Si se cumple la promesa de abolir uno de los programas de ayuda a los pobres, hecha por la líder ultraderechista Giorgia Meloni, cuyo partido figura entre los favoritos en las elecciones legislativas del domingo, la situación puede empeorar. 

“Una avalancha de gente se presentará aquí”, advierte Mario Conte, mientras reparte comida no lejos del paseo marítimo bordeado de palmeras de Salerno, al sur de Nápoles. 

Al igual que sus vecinos europeos, la tercera economía de la zona euro se enfrenta a una caída drástica del poder adquisitivo, pero las regiones del sur, con una pobreza crónica y mucho desempleo, son las más afectadas.

“Tengo una pensión muy baja, pago alquiler y la factura de la luz. No me queda nada para comer, esa es mi situación”, resume Antonio Mela, de 60 años, un ex barista que vive con su hermano con una pensión de 500 euros. 

El costo de la energía es la mayor preocupación, ya que el país depende del gas ruso, particularmente la región de Campania, con capital Nápoles, donde los costos de los servicios han aumentado.

Rocco Papa, portavoz de la organización humanitaria católica Caritas, que ayuda a Mario Conte, reconoce que la situación se ha agravado. 

– El ingreso de ciudadanía –

Un fenómeno que se registra en toda Europa, pero Italia, con una población poco cualificada y que envejece rápidamente, es particularmente vulnerable. 

Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la península es el único país de la Unión Europea (UE) donde los salarios indexados con la inflación cayeron entre 1990 y 2020. 

También es uno de los seis países de la UE sin un salario mínimo nacional, incluso si Italia ha implementado desde 2019 el llamado “ingreso de ciudadanía”, un salario mínimo para los más pobres.

Cerca de 2,5 millones de personas se benefician de ese subsidio, lo que supone un promedio de 550 euros al mes, un dispositivo que ha costado este año al Estado 8.300 millones de euros ( casi lo mismo en dólares).

La mayoría de los beneficiarios – 1,7 millones de personas – vive en el sur del país, incluso Sicilia y Cerdeña, donde el 10 % de los hogares se encuentra en la pobreza absoluta. 

Muy criticado, “el ingreso de ciudadanía” ha sido objeto de numerosos fraudes y algunos empresarios se quejan de que no encuentran personal porque los jóvenes prefieren ese rembolso que trabajar. 

La campaña electoral se apoderó del tema, y los ultraderechistas de Hermanos de Italia, la formación de Meloni, prometió abolirlo sin más ni menos.

– Salario mínimo –

“El ingreso a la ciudadanía ha sido una gran ayuda”, sostiene Mario Conte, de 70 años, quien cree que gracias a ello algunas personas dejaron de ir al comedor.

Sin embargo, el aumento de los precios de los alimentos hizo que se duplicara el número de personas que frecuentan los comedores populares de Salerno en los últimos meses.

El ingreso de ciudadanía fue instituido por el Movimiento 5 Estrellas (M5S, antisistema), partido que llegó al poder en 2018 tras lograr una arrasadora e inesperada victoria electoral en el sur. 

Según las encuestas, el movimiento, que ha perdido fuerza tras cuatro años al poder, se ha comprometido a a mantener sus ayudas sociales así como reforzar el salario mínimo. 

La defensa de esa medida se está convirtiendo en clave para la votación del domingo en esa zona del país.

El Partido Democrático (PD, centro-izquierda) también quiere mantenerlo, pero reformarlo, mientras que Meloni considera que no representa una solución eficaz.

La pobreza “se combate promoviendo el crecimiento y el empleo”, sostuvo Meloni en una reciente manifestación.

La líder posfascista ofrece en cambio programas para las personas de mayor riesgo, con discapacidades, para ancianos y familias con niños pequeños en dificultad. 

Su coalición, que reúne a la Liga (antiinmigración) de Matteo Salvini y al partido conservador Forza Italia de Silvio Berlusconi, también ha prometido recortes de impuestos para estimular el crecimiento.

- Publicidad -spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img
Últimas Noticias

Ruta Barranca a Chacarita es la más peligrosa del país

La ruta 17, de Barranca a Puntarenas, es donde suceden más accidentes viales en el país, seguida de la ruta 32 -carretera a Limón- según un informe estadístico del Consejo de Seguridad Vial (COSEVI).
- Publicidad -spot_img

Más noticias

- Publicidad -spot_img